Skip to main content

 

Comparte en:   

Como dicen por ahí, “la vida es una aventura que tenemos el privilegio de disfrutar”. Con esa hermosa reflexión te invitamos a que conozcas las modalidades de pensión que te darán la bienvenida a tu jubilación.

Sabemos que el mundo de las pensiones en complicado, y esto se debe a la importancia que recae en cada decisión, ya que muchas de ellas pueden durar para toda la vida. En 4Life Seguros queremos darte una pequeña orientación para que puedas elegir la opción más adecuada para ti. Ten en cuenta que hay muchos beneficios que un gran porcentaje de los afiliados desconocen, y que en algunos casos estos contribuirán a obtener una mejor pensión al término de la vida laboral.

Dicho sea lo anterior, veamos algunas de las modalidades que puedes elegir para obtener tu pensión:

¿Sabes qué es la Renta Vitalicia? Bueno, acá te contamos. Es cuando contratas una Compañía de Seguros de Vida el pago de una renta mensual fija en UF, durante toda la vida y, en caso de fallecimiento, tus beneficiarios de pensión recibirán dicho pago. Una Renta Vitalicia es un contrato irrevocable, por lo que no podrás cambiarte de Compañía de Seguros ni de modalidad de pensión.

Renta Vitalicia Inmediata:

Es una modalidad de pensión a la que puedes optar si estás afiliado a una AFP al momento de pensionarte. La compañía de seguros te pagará de por vida una renta mensual, fija en UF y al fallecer a tus beneficiarios de pensión de sobrevivencia. En esta modalidad la AFP traspasa a la compañía de seguros tus fondos acumulados para financiar la pensión contratada.

Renta Temporal con Renta Vitalicia Diferida:

En esta modalidad de pensión, puedes contratar una renta vitalicia con una fecha futura de pago, dejando en tu AFP un saldo para financiar -en el intertanto- una renta temporal.

Renta Vitalicia Inmediata con Retiro Programado:

En esta modalidad de pensión, podrás elegir pensionarte simultáneamente en los dos sistemas: AFP y Compañía de Seguros. Para esos efectos, se divide los fondos que tengas acumulados en tu cuenta individual para recibir una pensión de retiro programado y una de renta vitalicia.

Para cada una de estas modalidades es posible contratar condiciones de cobertura, tales como periodo garantizado o una cláusula de incremento de porcentaje, las cuales te explicaremos más adelante en otro artículo.

También está el Retiro Programado, el cual solamente lo ofrece la AFP. El monto de tu pensión se calcula y actualiza cada año en función del saldo de tu cuenta individual, la rentabilidad de los fondos, y tu expectativa de vida y/o la de tus beneficiarios junto con la tasa vigente de cálculo de los retiros programados. Lo anterior significa que el monto de la pensión varía cada año, disminuyendo con el tiempo.

Si leíste todo este artículo y sigues con dudas, como te dijimos anteriormente: no te preocupes. Es normal, no son temas fáciles de asimilar y tampoco los pensamos a diario. Toma este artículo como un pequeño resumen de tus posibilidades y cuenta siempre con la amabilidad de uno de nuestros ejecutivos. 4 Life Seguros somos seguridad para tu vida.

 

Fuentes de información:

www.spensiones.cl

¿NECESITAS AYUDA?